sábado, 31 de enero de 2015

Hechizos

Ella representa la fragilidad humana. Su piel, mármol sobre sus huesos quebradizos, casi brilla cuando la acaricia la luz del sol. Su pelo fino le chorrea por su cara definida, y se le enreda en las pestañas que apuntan al cielo donde le gustaría volar. Sin duda sus ojos negros atraen toda la atención y se clavan en las almas de todas y cada una de las personas que, como yo, la miran fascinados, confusos, con una mezcla agridulce entre el miedo y la admiración.

A veces, la veo pasar como una bailarina en el aire, casi sin tocar el suelo, mientras su falda se arruga a cada paso siguiendo armoniosamente su ritmo. Después se sienta en un banco, mirando a las montañas, y se muerde el labio inferior enrojecido de por sí mientras hace música pasando las páginas de algún libro que llene su corazón vacío. Y es que, por mucho que lo intente, yo jamás podré entrar en él, porque está blindado, porque lo rodean paredes infranqueables de acero que llegan al firmamento y que, sencillamente, nadie más podrá cruzar.

Recuerdo que alguna vez me contó con su hilo de voz tintineante que una vez alguien se lo rompió en demasiados pedazos como para poder recomponerlo, así que los recogió ella misma con un paño de seda y los metió en un cofre negro, protegido con un candado cuya llave perdida está´. En el fondo del mar, quizá. Por eso lo ama tanto y se sumerge en él a pesar del frío invernal y la nieve posada en su nariz helada.

Yo solo soy un ladrón que la observa desde las sombras y la vela por las noches, sin éxito. Yo sueño con ver su sonrisa surgir cada vez que me deje acariciar sus finas manos, huesudas y delicadas, pero fuertes y seguras a su vez.

Sus manos, que cuentan historias; sus ojos los cuales, si te acercas lo suficiente, aún se divisan en su fondo las cenizas centelleantes de la luz y la calidez que un día pudieron escupir. Tuvo que ser magia.

10 comentarios:

  1. Pagaría por leerte ❤

    ResponderEliminar
  2. Nahia escribes de maravilla, me encanta como te expresas de verdad sigue así, besos

    ResponderEliminar
  3. Una vez más, ha merecido la pena leer cada palabra. Aunque suene raro, me produces incluso una sensación de orgullo... sigue así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito... muchas muchas gracias, de verdad

      Eliminar
  4. Ostia como escribes... Sigue así guapa, que asi llegaras muy lejos! Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, muchísimas gracias, de verdad! Eso pretendo! Otro para ti

      Eliminar
  5. Pues yo creo que esa chica frágil y quebradiza es observada y admirada por numerosas personas que reconocen en ella la fuerza, energía y lucidez que transmiten sus historias y que ese ladrón huidizo no es más que un recurso imaginario que espolea la gran fuerza de su autosuperacion.
    Besos guapa!

    www.anuestroalcance.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da tanto pero tanto gusto que haya una persona entre un millón que entienda lo que escribo... Dios, acabas de alegrarme la semana entera. De verdad, no te lo imaginas. Muchísimas gracias de corazón.

      Eliminar